Inicio > Liga de Rio Gallegos > Apenas el festejo

Apenas el festejo

LIGA DE RIO GALLEGOS
Dejó como saldo la ajustada victoria, uno a cero, del último campeón de Primera división del Boxing, ante su clásico adversario. Lucas Soto, el grito sagrado a lo que hay que añadir en su foja de servicio, de su actuación individual, que a una de las dos puntas que en cancha dispuso el entrenador Carlos Retamar, le ocurrió de todo: además de la conquista, erró un penal y por doble amarilla, Pedro Alcucero Posattini, árbitro del encuentro, lo expulsó por doble amarilla ocasionando un perjuicio colectivo, en virtud de que el once inicial terminó con diez en la cancha y ante la reacción del celeste, en el último cuarto de hora, su victoria con el equilibrio de un trapecista de circo, caminó sobre la cornisa.

A no engañarse- Que por demás indescontable -según los datos que baten las estadísticas- resulta el historial a favor del albiverde, en enfrentamientos entre ambos, que lo ha pasado por encima.
Abrumándolo, por numerosas situaciones de gol, con volumen de juego incluido al celeste modelo 2017, marca Daniel Robledo, en reemplazo de un histórico en la conducción de la primera, como Gerson Olguín. Es más, hasta antes del cuarto de hora, en la que ambos guardavallas: el retornado y experimentado Eduardo Martínez, en el local. Y el joven Mariano Briz en la visita, desde sus respectivas ciudadelas, observaban sin sobresaltos lo que acaecía, en mitad de cancha y hasta los tres cuarto de la misma. Es más la primera aproximación se registró sobre el arco a espaldas de la avenida San Martín, que en la inicial defendió el “Mono” Martínez. Centro cruzado para la embestida del holandés Jean Pul Van Der Herman, o la flamante incorporación celeste Gabriel “el galgo” Silvera. De prolongado pasado en el albiverde, al igual que en Defensores y últimamente en Ferro.
En contraprestación ofensiva del local, defectuoso remate de su número nueve Alexander Benítez, que deriva en un lanzamiento cerca del área grande. Desperdiciado por uno de los cinco volantes, que sobre ese sector del medio juego afectó el entrenador para la ocasión.

Es decir… El entrenador actual, Carlos Retamar -ex ayudante de campo durante la gestión de Carlos Padin- conservó el esquema táctico, pergeñado por éste último. En lo inherente, a un medio campo por demás poblado, dos volantes centrales. El juvenil Marcos Silva -de destacada actuación- no solo para cortar juego, sino para llevarla en zona de definición. A su lado, Martín Isaurralde, por las bandas, el habitual ida y vuelta de Mauro Fuentealba. Y el cambio de ritmo que imprime cuando encara el joven Brian Sosa. Más adelantado por derecha Juan Pablo Sotelo. Y todo el frente de ataque, para las posibilidades goleadoras, del veloz Lucas Soto y Alexander Benítez. En lo que a la retaguardia se refiere, línea de tres, con Mauro Bahamonde, su capitán Cristian Figueras y quien siempre fue salida por su lateral Juan Carlos León.

Del otro lado-. Un clásico cuatro-dos en el celeste, con Mariano Birtz en el arco. A quien protegieron sobre la franja central Miguel Cruz y Facundo Contreras. Siendo los laterales Facundo Avalos y Enzo Contreras. Doble cinco a cargo de Martín Cruz y el chaqueño Alejandro Peicovich. Por los andariveles externos, Guillermo Carrizo y Fernando Vergara -en sus pies en el segundo tiempo, desperdició un penal,
que le hubiera valido la igualdad en el partido. Sendo Gabriel Silvera -a quien al menos, en la tarde de ayer, se le cerró el arco- y el holandés Jean Paul Van Der Henden, los dos puntas hispanistas.

Solo tenencia de pelota- Por parte del local, que procuraba enhebrar jugadas asociadas y con peligro hacia la ciudadela del celeste. Moviendo la redonda de un lado al otro y vía la velocidad de Brian Sosa, meter el estiletazo. Para las llegadas de Alexander Benítez y Lucas Soto.
O bien las trepadas del lateral, Juan Carlos León, que una de ellas, su centro con posibilidades, no pudo ser conectadas por ninguno de sus compañeros.
A pesar de llevar la iniciativa, durante gran parte de la etapa inicial, el albiverde no tuvo en jaque al golero visitante.
Sin embargo- Las dos situaciones más claras que dispuso a su favor la escuadra de Retamar, fueron con pelota parada, el penal que Lucas Soto erra -se lo atajó Mariano Birtz- derivado de un tiro libre de Cristian Figueras, que da en el brazo extendido del volante Martín Ruíz.
Y el gol que de cabeza, que el mismísimo Lucas… convierte.
Lo pudo igualar el celeste- De no mediar la chambonada del galgo Silvera tirándola por arriba, una media vuelta de Fernando Vergara, bien conjurada por Eduardo Martínez. Salvada providencial de Cristian Figueras, rechazando una pelota que seguro se metía. Y ni hablar del penal errado por Fernando Vergara -muy anunciado, a la izquierda del “mono” Martínez, que haciéndose un ovillo, se quedó con la igualdad celeste.
Como respuesta ofensiva el local, una volea al ras del piso. A cargo de Juan Pablo Sotelo, contenido sin inconveniente por el golero del celeste.
Se cargaron de amarillas- El fragor de la lucha, “etiquetó, por el bando boxinguista al zaguero central, Cristian Figueras, el lateral, Juan Carlos León, el media punta Brian Sosa y al delantero Lucas Soto. En la visita, el “loco” Silvera, el volante Fernando Vergara y el golero Mariano Birtz.
Promisoria reanudación- En lo que a albiverde se refiere, que salió resuelto a definir el pleito, lo más rápido posible. Reflejado en la primera incursión de ataque. En la que Juan Pablo Sotelo, casi convierte. Lanzamiento desde larga distancia, que el lateral Facundo Avalos, con el pecho evita la caída de su marco. A los 18, cabezazo desviado de Mauro Fuentealba. A partir de allí, el celeste vendió cara la derrota parcial y se fue en busca de la igualdad. Ocasionando en el local una suerte de caída de tensión.

He hizo méritos- En un amague de holandés Jean Van Hereden, que se va cerca del palo derecho, atropellada a toda velocidad, que la rápida recuperación de Cristian Figueras evita la inminencia del gol. Y la más clara, por la cual le costará al “galgo” Silvera conciliar el sueño. Un claro mano a mano con el “mono” Eduardo Martínez, que se va lamiendo el palo derecho del arco, que a espaldas de la calle Rivadavia, ocupó el golero del albiverde.

TIEMPO SUR

Anuncios
Categorías:Liga de Rio Gallegos
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: